SIMEONE VUELVE AL ORIGEN

Griezmann por Giménez a falta de diez minutos.  Simeone ha mandado un mensaje muy sencillo: Mejor un punto que cero. Y ese fue el primer recado que nos dejó a todos en su primer partido al frente del Aleti como entrenador. Amarró un punto en Málaga antes del parón navideño y mandó parar a finales de 2011. Ahora está en lo mismo. Va a reconstruir el modelo dejando las puertas a cero. La contraria y la propia si no se puede hacer lo contrario. Regresa al modelo conservador. Al esperar y ver. Se trata de perder lo mínimo y sumar lo justo. Metiendo otro central blindaba el medio del campo para evitar cualquier disgusto. Griezmann debería resolver problemas pero no lo está haciendo. Y como es el único capacitado para ello solo hay una alternativa cuando falla, más hormigón. Lleva siete partidos sin marcar, los mismos que Koke sin jugar. No hay juego entre líneas ni tampoco último pase. A cambio, ha aparecido Augusto para sujetar un poco más y librar a Gabi y a Thomas en la brega. Meter a Giménez por Griezmann sorprende pero ya no había más que hacer salvo un golpe de ese destino al que apela Simeone por esquivo. La arrancada de Lucas es ejemplar. Se lleva un golpe que duele a la vista y provoca una falta deliciosa al borde del área. El toque de Gabi es de tubo de ensayo y el golpeo de Thomas tan maravilloso como el día del Qarabag. Hacia mucho tiempo que el Aleti no ganaba con un gol a pelota parada que dice el Mono Burgos. Pues bien, el Cholo ha puesto al Aleti en el origen de todo. Puerta a cero, todos juntos y a esperar a que aparezca el momento. Lástima que de esta vuelta a lo clásico, lo que no se puede hacer mejor, no participe Torres. Aportaría mucha fe, experiencia y trabajo. El Aleti ha terminado un ciclo. Nada más. Simeone ya está en el siguiente.

Publicado en El partido de la jornada | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario