EL TIEMPO DE LA SOLVENCIA

Ahora que una parte de nuestro sistema financiero anda metido en el fango del rescate europeo por obra y gracia de políticos y sindicalistas vestidos de banqueros conviene dejar constancia de la recuperación del crédito en el Atlético de Madrid.  Simeone ha cumplido con todos los objetivos de un buen emprendedor tal y como explican el asunto en las escuelas de negocios. No basta con tener una idea.  Una idea sin un plan es como un jardín sin flores. Idea más plan suele necesitar el añadido del esfuerzo. Después llega la suerte siempre y cuando le parezca oportuno al capricho de la fortuna.  Desde la noche de Mónaco quedó claro el plan trazado. La idea la vimos un par de meses antes en Bucarest. Un equipo con la historia y la afición del Aleti no puede estar pidiendo permiso para existir a Hacienda y demás acreedores. Los errores cometidos en el pasado, muchos y muy delicados, conviene subsanarlos a base de talento. Por eso dejar el club en manos de Simeone es un acierto.  Esperemos que sea verdad y no un espejismo.  Ojalá todos tengamos paciencia porque la temporada que viene será muy difícil. Se parte de más arriba y se gana en   complicaciones.  Los ricos de nuestro fútbol siguen tirando de crédito bancario como si en España fuera Mónaco en manos de los rusos. Reducir las diferencias con los dos grandes será una tarea titánica tal y como ha quedado demostrado este año. El crédito del Aleti lo administra Simeone y cada vez que aparece un chico de la cantera aumenta la liquides del sistema de juego. El debutante Aquino dio en el partido de Zaragoza un pase de gol que para haber jugado sólo en Tercera hace del chico otra sonrisa. Y luego está lo de Oliver. Vaya ratito de fútbol en la Romareda. Bienvenidos al tiempo de la solvencia.  Hablamos de fútbol. No de lo otro que está por ver.

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL TIEMPO DE LA SOLVENCIA

  1. José Miguel Benito García dijo:

    Me conmueve tu comentario, me alegro de que el equipo funcione y de la solvencia alcanzada. Mi adhesión inquebrantable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *