FT

¿Por qué somos de Fernando Torres? Porque apareció cuando no había nada.  Porque fue lo único durante la noche más oscura. Porque su irrupción en el páramo nos permitió seguir enganchados a la idea del ser del “Aleti”. Serían mil las explicaciones. Y a pesar de ello casi nadie lo entiende. La mayoría de la gente del Atlético de Madrid es de Torres a pesar de no estar entre nosotros. El gol contra el Albacete en la penúltima jornada de la primera de las temporadas en Segunda fue el despertar de la pesadilla. Nos agarramos a FT y no fue un clavo ardiendo sino un trago de alivio.  Desde el primer momento le cayeron encima toda la ansiedad y la desesperación colectiva. La impotencia por el descenso, el regreso a Primera de la mano de Luis y el tránsito vacío durante la primera década del siglo tuvieron en Torres el común denominador. Se marcho por su bien y el de la entidad. Bien que lo saben en Hacienda.  La gente del “Aleti” celebra los goles de Torres como si fueran propios.  Y los de las finales con España, mucho más.  Por eso se acuerda de la gente del “Aleti” cuando pasea los triunfos de la selección por las calles de Madrid.  Todas las explicaciones se resumen en una: Somos de FT porque nos da la gana.

Esta entrada fue publicada en Fernando Torres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *