LUIS Y LA LEYENDA

Se cumplen cinco años del nuevo tiempo. Hasta entonces los errores y las calamidades nos habían acompañado. Que si un penalti fallado a destiempo una tarde mejicana.  Que si una nariz rota por un codo italiano al caer la tarde en Boston. Que si un tiro que bota dentro en el mundial argentino contra Brasil. Que si al portero se le cuela por debajo de las piernas con toda Francia mirando. Hace cinco años cambió el rumbo. Un tipo áspero en el trato pero entrañable en lo futbolístico tuvo el acierto de encontrar un camino. Se inventó una manera de poner a los llamados “bajitos” a jugar reunidos en torno al centro del campo. Entonces no había tanto jugador del Barcelona en el equipo. Por eso tiene mucho más mérito haber encontrado una fórmula que emplean hasta los juveniles de España. Lo del Luis y la obsesión por el toque era un asunto casi de piel. Lo tenía de futbolista y lo exigió en todos sus equipos, La orden era siempre la misma. “Toquen, toquen, toquen…” Y así hasta el infinito, cuando aparece la jugada. Todo su conocimiento y experiencia estalló en la Euro de 2008. La semifinal contra Rusia fue un canto al fútbol y al toque de Luis. Lo que ha venido después es la perfección y mantenimiento del modelo.  Y tiene mucho mérito y talento haber cogido aquella idea de Luis y hacerla todavía mucho mejor al mantenerla con vida durante cinco años de éxitos.  El primero en reconocer el acierto de Luis fue Vicente del Bosque. A partir de ese momento toda la obra es suya. Y la verdad sea dicha es monumental. Es una leyenda.

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LUIS Y LA LEYENDA

  1. J. Antonio dijo:

    Totalmente de acuerdo, fue él solo él, el que enseño cómo se maneja un balón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *