LA DESESPERACIÓN DE SIMEONE

Dice el maestro Miguel Angel Gozalo, ya iba al Aleti en el Metropolitano, que un argentino es un patriota sin fecha de caducidad. Resulta que Demichelis sólo estará un año en el Calderón porque lo que le quede de fútbol lo que quiere pasar en River. Vuelve a su país para terminar la carrera donde empezó. Nada igual en el mundo. Un argentino y su patria es una suma imposible en otras latitudes, Demichelis ha explicado la razón para firmar por el Atlético de Madrid. Y en cierta medida parece ser la misma que ha empujado a a David Villa a apuntarse a la aventura que le quedaba por vivir en  un curriculum lleno de éxitos. Sólo hay un motivo: La desesperación de Simeone por ganar. No piensa en otra cosa.Y esa mentalidad tuvo su esplendoroso ejemplo la noche del 17 de mayo 2013. Simeone quiere ganar y además se levanta pronto, Como en su primera temporada los entrenamientos en Los Angeles de San Rafael empiezan a las siete y media. Al que madruga Simeone le hace campeón. La llegada de Villa sella el boquete del 9. La incorporación de Demichelis permite tener siempre un cacique en la defensa. Sólo falta uno.Uno para el ancho de la cancha que dicen los argentinos. Necesita el Aleti al brasileño Diego. Otro sueño del hombre desesperado.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *