EL APLAUSO DEL FONDO NORTE

Imagen

Ocurrió en el segundo tiempo del partido contra el Almería. Fueron unas ovaciones cerradas. De esas que escucha Morante después de una media verónica ceñida y ajustada entre toro y torero. Primero fue con Koke y después con Gabi. Ambos son de la casa y se notó en la calidez de las palmas cerradas. Eran de verdad. Fue durante esos segundos en que el futbolista se acerca a sacar de esquina y mira a la gente de reojo. Y la mirada fue una ovación. Dos veces para Koke y una para Gabi. Hacía mucho tiempo que no veía algo así en el Calderón. La gente del fondo y los de la tribuna que hacen esquina aplaudieron con el corazón y los chicos del Aleti dieron los gracias. La gente tranquila del Fondo Norte no regala el aplauso a cualquiera. Tal vez por distinguirse de lo que pasa al otro lado. Pero fue un gesto de cariño a dos tipos de la casa que encarnan el entusiasmo y el trabajo de Simeone. Si cada carrera de Gabi es entrañable lo de Koke no se queda lejos ni mucho menos. Se apellida Resurrección y en el caso del Aleti empieza a ser una realidad. Contra el Almería jugo a ratos al paso, casi siempre al trote y cuando tocaba al galope. El Aleti juega los sábados porque hay Champions. A las cuatro de la tarde pegaba el sol a la gente del fondo norte y toda la tribuna de enfrente a los banquillos. Los aplausos a Koke y a Gabi cuando se acercaron a sacar el córner me recordaron otras tardes. Las que ahora están volviendo gracias a ese tipo vestido de negro que parece preparado para bailar un tango a cada instante.

NOTA A PIE DE PAGINA: Ahora que no va a haber Juegos Olímpicosen Madrid propongo un cambio de nombre a la estación de Metro de la linea 7. En vez de Estadio Olímpico debe llamarse Atlético de Madrid o Vicente Calderón.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *