ANTES DE CRUZAR

El último sábado de este septiembre “agosteño”, no se va el calor ni con los presupuestos de Montoro, la gente del Aleti vuelve a cruzar la Castellana para meterse en el territorio vikingo. No todos tendremos que hacer el camino porque en el citado territorio viven algunos infiltrados por razones de empadronamiento. Tal es el caso del maestro de periodistas Miguel Angel Gozalo que recibió un balonazo en el Estadio Metropolitano y a pesar de ello no se rajó y resiste a la tentación de catar el merengue. El arranque del Aleti supera todos los pronósticos y rebasa la historia del club. Simeone empieza a crecer en el imaginario colectivo y sólo Luis Aragonés resiste la comparación, por lo menos de momento. Simeone tiene algunas cosas parecidas al Sabio y otras muy diferentes pero en el conjunto nos reconforta su entrega y talento. Bien es cierto que todavía Simeone no ha llegado a contar la historia de un amigo japonés sexador de pollos como hizo el de Hortaleza  durante una rueda de prensa del Campeonato del Mundo de Alemania. Pero todo se andará. Antes de cruzar al lado fácil de la vida conviene recordar una frase para el mármol del Cholo que tanto gusta al maestro Gozalo: “El corazón iguala al presupuesto.” Y claro, luego está lo del 17 de mayo del año en curso. Se abre el semáforo. Tenemos que cruzar….

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ANTES DE CRUZAR

  1. Los del lado fácil andan a la greña y sólo les une la envidia por Diego Costa. Parece que ya no se divierten. Y es una pena, porque el espectáculo que están dando, aunque caro de producir, da bastante risa. Y nosotros, deseando que no acabe esta peli que dura ya unos añitos y que nuestros hijos empiezan a confundir con la realidad. La Peineta está al otro lado; parece que es más fácil cruzar.

  2. Fernando dijo:

    …y además están avergonzados, están temerosos, aluden a la diferencia de presupuesto para decirnos que van volver a borrarnos del campo…pero tienen miedo. Y lo tienen porque a ellos les falta alguien en el centro del campo, como Koke, que corre como un recogepelotas quinceañero y mueve el balón con el aplomo del Schuster rojiblanco. Nos temen porque saben que nosotros no vamos al estadio a cantar ópera, como ellos. Nos temen porque recuerdan que el último partido en su casa lo ganamos sin los goles de Falcao. Igualito que mañana.

  3. Fernando Méndez Ibisate dijo:

    Un año más, pero esta vez con argumentos, cruzamos el semáforo con mayor expectación y esperanza en la victoria.
    A la espera de que ocurra cualquier cosa, pues el equipo pudiera coger una pájara y quedar atrapado o atenazado por la historia de los derbies (está por ver qué pesa más, si la historia más reciente o la lejana), pienso que con este equipo, con Simeone al mando, es mucho menos probable que ocurra tal cosa y que, sea lo que sea, lo normal es que nuestro Atlético -el Aleti- salga del embite con mucha, con toda, dignidad. Es lo menos, que podemos pedir la afición y dar los jugadores, y ello empieza a ser habitual. Esto es lo extraordinario… ¡y cómo lo agradecemos los aficionados!
    Fernando Méndez Ibisate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *