UN CUARTO DE TRASERO

El gol de Arda Turán a cinco minutos del final del partido ante el Oporto no debería haber subido al marcador según la geometría pero la jugada cervantina propia de Rinconete y Cortadillo merece la pena ser recordada como gol. Un cuarto de trasero en fuera de juego no vale la pena tanto como la obra de arte que dejó perplejo al juez de linea, al árbitro de gol, al inquietante Web, a los futbolistas del Oporto, a los espectadores del Estadio del Dragón y al resto de los mortales seguidores del Aleti o no.  El Aleti se enfrentó a un equipo que aprieta tanto en la salida como los de Simeone.  Pero otra vez el laboratorio y la capacidad de Simoene de variar a su gente en función del acontecimiento le dieron la vuelta a la situación.  El Aleti se hizo con el centro del campo a base de centrocampistas y sin nueve.  La salida de Koke y la aportación de Oliver fueron más que relevantes para cerrar un partido ganado con trabajo y picardía. Simeone funciona igual de entrenador que de jugador. La falta no es nueva. En 1998 Argentina le metió gol a Inglaterra de esta manera y el Cholo era el capitán. Simeone es un sin parar.  Se juega la vida hasta por un cuarto de trasero.

Arda touran

NOTA A PIE DE PAGINA: Ni una duda sobre Villa. Corrió en el Bernabéu y aguantó todo lo que pudo en Oporto. Tiene el mejor curriculum de toda la plantilla. Juega para el equipo y lanza a Diego Costa y a los centrocampistas. Ni una duda. Es un grande y al Aleti le viene de cine y le da categoría. Los centrales del Oporto no le dejaron un metro. Todo el mundo sabe que un centímetro le basta para montar una zarabanda.

Villa

Esta entrada fue publicada en Liga de Campeones y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN CUARTO DE TRASERO

  1. Antonio Cabrera dijo:

    Impresionante el pie de página.
    En general, coincido con todo el blog. No podía ser de otra manera. Cuando el debate se produce entre aficionados de verdad, no aficionados de Marca debajo del brazo sino aficionados de los que van al campo incondicionalmente durante décadas y están acostumbrados a realizar un mínimo análisis de lo que ven, es fácil coincidir.
    Pero no he encontrado en todo el blog un comentario con el que pueda estar más de acuerdo y que me parezca más oportuno que este pie de página. Hoy un periódico deportivo abría un debate absurdo: “¿Debe Diego Costa quitarle el sitio en La Roja a Villa?”. Si queremos ganar el mundial, la fórmula está clara: Diego Costa y Villa en la selección. Y Torres disputándoles la titularidad si no le castigan las lesiones este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *