UN CAMBIO EN EL DESCANSO

No es lo normal ni tampoco lo habitual. Cuando Simeone hace un cambio en el descanso es porque algo no ha ido tal y como había pensado. No suele tirar de banquillo en la media parte salvo por lesión y ha ocurrido sólo una vez esta temporada. El Cebolla salió por Diego después del descanso y a lo mejor debería haber sido a la inversa. Ha lamentado Simeone después del partido la falta de salida y de uno contra uno en el juego del Aleti. Sólo una ocasión clara de gol. Y era el gol que hubiera puesto la eliminatoria a flor de piel. Del 2 a 1 se pasó en un minuto al 3 a 0. Ancelotti debe ser de los pocos entrenadores que todavía colocan un jugador junto al palo en el córner. Casillas estaba superado por un remate muy bueno y Modric saca la pelota en volandas. El tercer gol como el primero entra porque uno del Aleti se lo pone imposible a un Courtois que estaba con las paradas preparadas. Dos golpes de suerte han permitido al Madrid y su afición sacar fuera la rabia por los dos últimas derrotas en el Bernabeu y por el liderato del vecino de los 500 millones menos. Desde dentro del Bernabeu se palpa esa rabia contenida prueba del regreso del Atlético de Madrid a su lugar natural. Hasta el pasado mes de mayo éramos recibidos con el desdén y el desprecio del equipo pequeño. Ahora necesitan ganar a un grande para no empequeñecer. Han ganado y punto, Todos los medios de comunicación coinciden en la existencia de al menos un penalti cometido por Arbeola. También las imágenes de televisión demuestran que el lateral del Madrid debería haber sido expulsado por un patada sin balón dentro del área, es decir otro penalti. Además sería necesario mandar la camiseta de Costa al laboratorio de la policía científica para saber que sustancia le ha enviado Pepe procedente de sus fosas nasales. El Madrid y su afición miran al Aleti de otra manera porque con cien mil millones de pesetas menos necesitan desahogarse frente a quien iguala a su presupuesto con el corazón. El Aleti ha sido justo perdedor en el peor partido de la etapa Simeone. La vuelta es casi imposible. Pero sólo casi.

Esta entrada fue publicada en Copa del Rey. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a UN CAMBIO EN EL DESCANSO

  1. Javi Redondo dijo:

    Ese error original provocó algunos otros en cadena. Lo peor no ha sido el resultado. Puede pasar incluso compitiendo al nivel que lo hace el atleti. Lo peor fue ver al atleti 20 minutos sin saber con los ojos cerrados qué jugador ocupaba cada posición. Los críticos con la manera de hacer los cambios del jefe se podían haber ahorrado 101 comentarios y haber hablado solo hoy. Pero los líderes aciertan hasta cuando se equivocan porque aprenden. Y lo mejor, sin duda, salir de ese estadio lleno de enfervorizados aficionados frenéticos y muy felices de derrotar al líder y vigente campeón. Somos grandes. No lo decimos nosotros. Nos lo dice quien nos mira. Y lo sabemos por cómo nos mira.

    • Alejandro dijo:

      Una grandísima reflexión. Enhorabuena por la extraordinaria manera de expresar ese pausado sentimiento de algunos atléticos tranquilos y sosegados que somos capaces de disfrutar de la impagable pertenencia a esa forma tan especial de adscribirnos a un sentimiento.
      Fdo.: Alejsndro Pérez Casanova.

  2. Alejandro dijo:

    Como siempre, certero, comedido, elegante y objetivo. Pero además, valoro mucho esa dosis de orgullo por un sentimiento impagable. El orgullo de quienes huyen de lo cómodo para adscribiese a las causas menores, a las causas de quienes hacen de la derrota un acicate para volver a ponerse en pie e iniciar una nueva batalla.
    Creo que los dos tenemos una forma muy parecida de ver y vivir un sentimiento unido a un club de fútbol.
    Me enorgullece la coincidencia porque tengo una inmejorable opinión de ti como periodista.
    Muchas gracias Juan Pablo por pintar la realidad de forma tan transparente.
    Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *