ANTE TODO MUCHA CALMA

Conviene no sacar conclusiones después de la derrota en Almería. Los que están esperando los errores del Aleti no tienen remedio y los que en un momento vuelven al pesimismo deberían mantener la calma. En dos partidos nos han metido cinco goles. Y es la primera vez en toda la temporada. Y nos tiene que dar igual si continua algunos partidos más porque mantener el ritmo de victorias toda la temporada es imposible salvo que manejes cien mil millones de pesetas de presupuesto e intimides al árbitro a la primera falta del rival como hizo el Madrid en la semifinal de Copa. Si entramos en ese terreno del árbitro, uno de los hermanos Teixeira, el chiste de los Dalton sale fácil, demostró su incapacidad para pitar un solo partido más. Soriano hizo nueve faltas que cortaban ataques del Aleti y sólo recibió una tarjeta. Manquillo no voló en el área rival por culpa del viento sino porque fue empujado en el aire. Tiago sólo tiene un esguince de rodilla por casualidad después de una entrada tremenda de Barbosa que el árbitro ignoró. Y para terminar el festival expulsa a Aranzubia que es agarrado por el delantero del Almería. No es penalti sino falta en ataque. Ninguna de los hechos anteriores ocultan el peor Aleti del año. Pero los grandes, los que ganan la Liga por millones, juegan mal y no se van con el cesto vacío casi nunca. Los árbitros se dejan llevar por el viento. Si te vienen nueve de un equipo grande a pedir una tarjeta para el contrario en el minuto uno cambia el sentido de la racha.  En lo que llevamos de año 14 el Aleti ha jugado regular tirando a mal pero ganando. El Aleti ha empezado a perder porque se le ha desmontado el sistema de ataque con la lesión de Filipe Luis en San Mames. El equipo no llega a la linea de fondo por ese lado ni por recomendación. Ni con Insua, correcto sin más, ni con Juanfran a pie cambiado. Los laterales del Aleti son los extremos de toda la vida. Y ahora sólo hay uno. Y basta con poner superioridad en el lado fuerte para cerrar la única vía de ataque.  A esto hay que sumar que con la llegada de Diego se ha reorganizado la jerarquía en el campo- a qué juega Arda- y que en los dos últimos partidos no ha estado Villa. Antes de estas derrotas los tres últimos partidos se habían roto con un gol de Villa. Su presencia es necesaria. Se mueve entre lineas. Se ofrece con sus inigualables demarques. Es un tipo con experiencia y talento. Conviene no rasgarse las vestiduras porque con 23 jornadas disputadas hay que recurrir a la diferencia de goles para superar por un gol al Aleti. Nunca hay que olvidar que la inversión en Bale e Illarramendi supera el presupuesto del Aleti. Por eso no hay que sacar el lamento del baúl de los recuerdos. Ante todo mucha calma. Y eso incluye al dueño del club que esta semana se ha equivocado al cuestionar la unidad del grupo. Debemos recordar todos que en las últimas décadas la influencia de la propiedad en el día a día del vestuario no ha traído precisamente buenas rachas.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ANTE TODO MUCHA CALMA

  1. Mario dijo:

    Cierto Juan Pablo. Te escucho en la Linterna.

  2. anagcortes dijo:

    totalmente de acuerdo, me gusta lo de la calma…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *