UN PARTIDO DE CUATRO MINUTOS

Imagen

La diferencia entre el Atlético de Madrid y los dos grandes presupuestos del fútbol español es la facilidad para ganar los partidos que tienen tanto el Real Madrid como el Barcelona debido a la amplitud de la calidad de sus plantillas. Al Aleti le cuesta ganar muchos de sus encuentros por diferentes razones y a veces un error del equipo o del árbitro no se pueden levantar con la facilitad que permite las individualidades del talonario. Después de tres derrotas consecutivas, dos en Copa y una en Liga, el equipo de Simeone ha jugado contra el Valladolid un partido que ha durado cuatro minutos. Un falta marca de la casa Simeone y una contra, también marca de la casa, han terminado con el encuentro iniciado a una hora absurda como son las cuatro de la tarde. Es un horario en el que ni comes ni dejas comer a tus semejantes,. Si hay una institución en España que trabaja contra la conciliación de la vida laboral y familia esa es la Liga del Fútbol Profesional. ¿Por qué a las cuatro y no a las cinco? Incluso las cuatro y media ya es otra cosa. Es un horario de los años setenta y ochenta que no estaba mal. Este partido era claro de las doce la mañana que es la mejor hora para la gente del Aleti. Pero hay empeños mayores que lo impiden debido a la cita próximo miércoles en Milán. El Aleti no ha vuelto. Simplemente no ha se había ido. Han regresado el portero y Villa dejando sitio para las nuevas incorporaciones de la enfermería como son Tiago y Manquillo para culminar unas semanas que parecían la playa de Normandía. La pregunta es quien se quedará fuera del once en Milán. La cosa está entre Villa, Arda, Diego Ribas y Raúl García. Cuatro para dos puestos. Simeone tiene ese par de problemas. No son muy graves pero sí tienen cierta dificultad porque la máxima competición europea  te pide acertar sobre todo en la ida y fuera de casa.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a UN PARTIDO DE CUATRO MINUTOS

  1. Jose Antonio Moron Bravo dijo:

    Buenas sensaciones. Pero para ver si el Atleti no se había ido habrá que esperar al miércoles. El Milan es un equipo de entidad, no de tanta categoría como Madrid o Barcelona, pero no tan gentil con el rival como el Valladolid.

  2. Javi Redondo dijo:

    1. Fue una semana de mucho frío y viento en contra. En la que se sacó una falta indirecta sin que el balón se desplazara un milímetro tras el toque del primer jugador, lo que permitió al segundo sorprender en carrera a los nuestros (porque, como apuntó el grafitero, nueve protestando al primer minuto era una declaración de intenciones sobre lo que esperaba en los 179 siguientes); una semana en la que se dijo que Manquillo pesaba poco y que Costa podía desestabilizar a la selección… Fue duro… Una semana de dudas y sin gol. Pero una semana en la que, como se recordó también en este blog, el Atleti la acabó empatado a puntos con los dos megagrandes. Sin embargo, parecía otra cosa… Y Simeone lo resolvió ayer con ingenio. Mientras él va partidoapartido, la prensa va minutoaminuto… El diario de antesdeayer había levantado acta de defunción. Y el luto duró exactamente eso, cuatro minutos.

    2. El miércoles es obligatorio marcar. El Atleti juega contra la Historia. Contra un Milán venido a menos al que sólo le queda la copa de Europa para reivindicarse. Eso lo hace muy peligroso. De esos cuatro nombres, no sé cuáles deben ser los primeros (quizás Villa, si está bien, y Arda -estos dos jugadores hacen al equipo distinto-), pero estoy casi seguro de que Diego ha de ser el cuarto. A mí sólo me viene a la cabeza el debut europeo de Simeone: fue contra la Lazio… allí, en Roma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *