VICTORIA A LA ITALIANA

El gol de Diego Costa en los últimos cinco minutos del partido demuestran una vez más la competitividad que ha metido Simeone en el Atlético de Madrid. Ha sido un partido muy difícil con mucha pizarra y bastante prudencia. Courtois ha vuelto a salvar al Aleti con dos paradas memorables, sobre todo la segunda después de un remate de cabeza a tres metros, que han permitido al equipo sobrevivir a un ambiente y una situación que ha superado a casi todos los futbolistas del Aleti. Salvo Godín que ha estado entero en todo momento en los cruces más difíciles y Diego Costa que no ha parado de bregar con los centrales del Milan no ha habido más que un tono medio tirando a bajo. Los dos medios centros, Gabi y Mario, han estado flojos y muy metidos atrás dejando que los toscos Essien y De Jong hayan podido darle a Kaká mas oportunidades de gol de las que ha tenido en todos los años en el Real Madrid. El primer tiempo lo ha salvado el Aleti después de ser superado por un rival normal y corriente. El segundo tiempo ha sido diferente ya que se ha juntado más el equipo. No ha habido tanto sustos y Simeone ha jugado con el cero a cero reforzando las bandas con Cebolla y Adrián. El gol de Costa facilita el pase a cuartos pero no lo da. La vuelta será un partido duro con un rival que compite. A su manera, pero compite. Hay que insistir en el partido a partido. El domingo toca Pamplona y no vale jugar de puntillas pensando en otra cosa. Con Simeone es imposible que ocurra algo así pero la temporada es tan buena como larga.

Esta entrada fue publicada en Liga de Campeones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *