EL ALETI GANA A LA ANSIEDAD

Le tomo prestado el resumen del partido al compañero periodista Juan Pedro Valentín al final del partido, a bote pronto en la grada, apretando los dientes y los puños: “Uno a cero a la ansiedad”. Sí, ha habido ansiedad y mucha. El Aleti se ha asomado al balcón y le ha entrado vértigo. El partido no ha sido ni bueno ni malo sino todo lo contrario. Hacía mucho tiempo que en la grada no se tenía sensación de agotamiento entre los espectadores. Tensión y nervios como toda la vida en el Vicente Calderón. Ha costado mucho ganar al Granada. Un equipo fuerte y bien organizado. Un partido trabado que se ha resuelto como en el año del doblete cuando por ejemplo Simeone marcó de cabeza el gol de la victoria contra el Deportivo de la Coruña. Remató un córner sacado por Pantic. Hoy ha puesto el balón Gabi pero desde la esquina del Fondo Norte para un Diego Costa que no ha tenido su noche salvo en ese momento preciso. En la diagonal de esa esquina, en el Fondo Sur, se ha quedado sólo junto al banderín el preparado físico del Aleti. El “Profe” Ortega ha recorrido varios kilómetros en el mismo metro cuadrado desde el minuto 24 del segundo tiempo, después del tercer cambio del Aleti, hasta el final del partido. Como si fuera Marcelo Bielsa- tiene un aire visto desde la grada- un paso a la derecha, tres a la izquierda y vuelta a empezar pero al revés. Las manos en los bolsillos del anorak y la mirada puesta en cada jugada. Ha hablado sólo y sin parar. Era Ortega y su circunstancia. Ha vivido cada jugada como si se le fuera la vida y el prestigio. Este uruguayo sabe que la ansiedad bloquea las mentes y las piernas. Al Aleti le ha costado ganar más que nunca. De aquí al final todo es en cuesta. El primer repecho es muy largo: San Mames.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL ALETI GANA A LA ANSIEDAD

  1. J_Redondo dijo:

    Lo mejor, que los silencios y los murmullos a partir del min. 51 duraron muy poco… La grada se decantó por el clásico “vamos aleti vamos”… Esta grada tiene que entender que puede ayudar a controlar la ansiedad; sólo si la propia grada sabe hacerlo. Como dijo el titular de las cuentas del Fondo Norte: “Quedan unas cuantas tardes como aquella contra el Salamnca…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *