UN PUNTO ERA UN SUSPIRO

Cuando Adrián le ha pegado a la pelota su pie, su cabeza y el resto de los pies y de las cabezas de los cincuenta y seis mil han ido en la misma dirección. No había otro camino que el ángulo derecho de la portería de un buen arquero argentino apellidado Caballero. El balón iba al sitio exacto tal y como se había colocado el asturiano para el tiro. La mano de Caballero en el minuto 93 ha mandado la Liga al rincón de los sueños. Y hay que seguir soñando despierto con un Atlético de Madrid que ha jugado los dos últimos partidos con el miedo al error. Y la equivocación ha llegado cuando el cruce de los belgas Tibo y Toby- quítate que voy- ha salido rana.  Los que piensan que el Aleti ha desaprovechado una oportunidad tienen la razón pero no era la única. Antes del partido el Aleti necesitaba dos puntos. Pues ya tiene uno. El otro se ha quedado en el suspiro final con la grada  paralizada mirando al tendido de enfrente buscando una respuesta a la frustración. Hoy no es un día para perder la fe sino para mantener intacta la esperanza. Y si algo ha traído Simeone al Calderón es mucha esperanza. La temporada del Aleti es tan buena que no merece la pena perder un sólo instante en el derrotismo. En siete días el Aleti se juega la Liga en Barcelona y la Copa de Europa en Lisboa contra el Real Madrid. ¿Quién hizo esa apuesta en agosto? Nadie. Absolutamente nadie. Hasta la fecha el Barcelona ha conseguido empatar cuatro de los cinco partidos que ha jugado con el Aleti. El otro lo perdió en una noche con veinte minutos memorables. El Aleti no es ni mucho menos el lado fácil de la vida. Esa parte la reparten en los bancos  para comprar goles de cien millones. Bienvenidos al tobogán final. No se admiten lágrimas salvo para celebrar las victorias. La esperanza es lo último que se pierde y este año en el Aleti ha venido para quedarse. El destino y Simeone nos han regalado dos finales en siete días. Felicidades a todos.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a UN PUNTO ERA UN SUSPIRO

  1. Antonio dijo:

    A estos jugadores sólo se les puede dar las gracias. Gracias por ser tan buenos, gracias por seguir al pie de la letra lo que les pide Simeone y gracias por hacernos disfrutar tanto.

    Y sobre todo, gracias por el detallazo que han tenido hoy con la afición. ¡Dónde va a parar celebrar la liga un sábado en lugar de un domingo!

    ¡AUPA ATLETI! ¡El sábado a Neptuno!

  2. Antonio dijo:

    Hace cuatro años, también en mayo, nos jugábamos dos títulos en una semana. Como en esta ocasión, se trataba de un título nacional y otro europeo.

    Tres cosas han cambiado respecto a 2010:

    – En esta ocasión nos jugamos primero el título nacional.

    – Hemos subido un escalón en cada uno de los campeonatos. Ahora nos jugamos la Liga en lugar de la Copa y la Champions en lugar de la Europe League.

    – Este año ganamos las dos finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *