LA CAMISA BLANCA DE SIMEONE

La primera parte de la final de la Supercopa de España ha dejado a la gente del Aleti tan tranquila. Después de un verano en el que alguno se ha puesto un poco nervioso sin ningún tipo de justificación, la tropa del Cholo ha vuelto a demostrar que sigue intacta la idea y que el esfuerzo no se negocia. Frente al equipo que pretender ser la selección del resto del mundo, el Atlético de Madrid se puso otra vez a acortar la distancia achicando el espacio y quitando el aire al rival. Cuando se habla de juego bonito deberían explicarnos su significado porque todavía no está claro si es bonito o feo ser solidario y ayudar al compañero como si fuera lo último. Si es bonito o feo hacer del quite una forma de vida. Si es un bonito o feo que Miranda recorte para salir con la cabeza alta buscando a medio centro. Si es bonito o feo que los saques de esquina tengan un sentido. Si es bonito o feo que Koke sepa tener la pelota y no la pierda. Si es bonito o feo tener gente como Raúl García que hace bien todo lo que hace a base de trabajo.Y así hasta el infinito de ejemplos vistos desde allegada de Simeone y que deja claro en el primer envite que va a seguir sin dar un sólo paso atrás. Simeone sigue igual pero ha cambiado la camisa negra por una blanca para su traje y su corbata oscura. Y lo blanco es lo nuevo y para el Cholo empieza otra vez la siguiente oportunidad. No se va dormir en el éxito. Va perseguir el siguiente. Y por cierto tiene razón cuando dice que Di María es el mejor del rival de ayer. Y no nos vamos a poner a recordar lo que pasó en Lisboa. Simeone lo tiene claro

Esta entrada fue publicada en Supercopa España y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *