EL FRIO Y LA DERROTA

No hacía demasiado frío pero tampoco se estaba en el Calderón tan cómodo como en otras ocasiones. Si algo ha conseguido el llamado Frente Atlético con toda su parafernalia fascista es cargarse un ambiente que presuntamente habían creado y que estaba basado en el insulto y la descalificación. Los que hoy han ido no se han atrevido a nada porque la mayoría silenciosa ha dicho basta a la dictadura del cántico fácil y antidemocrático. Cuando ha marcado el Villareal se han alegrado porque sin sus alaridos el Aleti ha perdido por primera vez desde hace 19 meses en la Liga. Han empezado a hacer gestos señalando al resto del Estadio que lo ha intentado durante todo el partido sobre todo desde el siempre decente Fondo Norte.  Sin su sonido el Aleti ha sido derrotado pero no nos debe importar a los demás porque a partir de ahora debe ser así. Si es el revés y los controles de seguridad desaparecen nos habrán ganado de verdad quienes han utilizado una sentimiento para delinquir levantando por los delante hasta el derecho a la vida. No sé cómo se llama el árbitro del partido contra el Villareal pero el Aleti ha marcado un gol que daba por concluida la reunión de hoy. Ha decidido lo contrario el trencilla y nos ha buscado un lío porque el equipo no estaba fino y el contrario sabe estar y resolver con mucha clase como ha demostrado el muchacho que ha marcado el gol. Se empeña Simeone en repetir el once de la Champions como le ha ocurrido otras semanas, Ha faltado frescura. Tal vez Griezmann y Saúl desde el principio. Si no lo hace es porque no se fía. No hay otra razón. En esta Liga del Real Madrid no vale equivocarse. La historia del Aleti iba bien en la mejor etapa de su historia. Si se ha roto el sueño es por culpa de la violencia que nos ha metido a todos en el terreno de la vergüenza. Ojalá Fernando Torres regrese. Necesita el Aleti un cambio de sueño para alejar la pesadilla.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL FRIO Y LA DERROTA

  1. Javi Redondo dijo:

    El Fondo Norte hizo lo que pudo… El Frente se retrató a sí mismo al celebrar el gol del Villarreal. Qué fácil lo tenían: dar por hecho que los huecos que había en su grada los habían dejado los violentos, desmarcarse y animar; reinventarse y aplaudir al y con el resto del estadio. Pero las “instituciones totales” tienen estas cosas: ellos son la esencia de lo que dicen representar aun cuando desean su mal para perpetuar su leyenda. El Fondo Norte no fue suficiente. Al salir de casa firmaba el empate… Aficionado dado a excesos de optimismo, sabía que ayer bastaba con sobrevivir. Que el partido era otro.

    El Frente demostró que no quiere al Aleti. Pero eso ya lo supimos hace muchos años con aquella pancarta macabra y cruel para con uno de los mejores jugadores de los últimos 30 años. Las organizaciones totalitarias tienen una estructura vertical y clandestina; no están formalizadas, carecen de sede social y referencia y de puertas para afuera se muestran como amorfas (Teoría del Estado)… Son una marca, una idea, un sentiemiento (sic.). Sigo pensando que sentados entre el Frente hay gente normal, o gente con espíritu gregario pero no necesariamente violenta; jóvenes en busca de identidad o gamberros sin demasiadas pretensiones… Pero todos ellos decidieron retratarse junto a su marca, no junto a su club.

    Una última reflexión: empiezo a detectar, junto a las sanas y merecidas críticas, comentarios y análisis sobre la violencia en el fútbol y el papel del Aleti, sus ultras y su entrenador, opiniones no necesariamente bienintencionadas que han encontrado -después de mucho buscar- una fisura en la mole de hormigón que era este Aleti -como institución-. Y veremos de cuántas formas y durante cuánto tiempo siguen arañando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *