UNA VICTORIA CON MUCHA CABEZA

Ha juntado Simeone a Griezmann, Arda y Koke con Gabi y Tiago custodiando sus espaldas y un Juanfran cada vez más extremo de los de toda la vida por la banda derecha. Con el francés y el turco en el césped hay espectáculo seguro. Tiene Griezmann habilidad para controlar la pelota a la primera con cualquier parte del pie con lo que adquiere ventaja en cada lance. Luego es veloz y listo en el área para meterse entre los centrales y rematar de cabeza como un delantero centro puro. El Aleti ha fichado este año a un talento superior. Juega y se mueve entre líneas y además ha entendido que el trabajo es la única receta posible para estar a buenas con Simeone. El italiano Cerci y su sobrepeso permanente son las pruebas del daño intelectual que se hacen algunos adanistas que piensan que el fútbol como la vida nace con ellos. Luego está lo del turco que hoy ha dado un recital de control, pase, movimiento, inteligencia y belleza. Ha recibido de espaldas en una banda rodeado por tres y ha resuelto el problema haciéndole un túnel sin mirar a un defensa para que corriera la banda Juanfran. Ha hecho caños, tacos, túneles, quiebros, requiebros, amagos, fintas, filigranas, controles de ensueño y un sinfín de movimientos que valen una entrada de fútbol. Arda Turán se ha enfadado al ser cambiado con el 2 a 1. No había partido desde el minuto uno del segundo tiempo y hacía falta un poco más de potencia, es decir a Raúl García, para evitar males mayores. Que el turco se tense por la sustitución es un buena señal. Con la mitad de jugadas que ha hecho hoy nos vale para el partido de Copa del Rey con el Madrid. Que descanse. Tiene el Aleti tres partidos con el Madrid y el Barcelona en ocho días. Ha habido mucha cabeza en el juego además de los tres goles conseguidos por el aire. Torres ha estado en el palco. Y se le ha aplaudido mucho. El factor emocional es la clave y a poco que le salgan las cosas tendremos para contestar a todos aquellos que no entienden lo que se siente en el Calderón con la vuelta del 9. Va a ser el 19. Se ha visto a Mandzukic tenso y enfadado. La llegada de Torres le complica. Ojalá puedan jugar mucho los dos pero va a estar difícil si la apuesta es crear juego como hoy tocando y abriendo los espacios. Sólo cabe uno de los dos. El sentimiento de la grada lo tiene claro pero para eso está Simeone que pone a cada uno en el sitio que le corresponde. Cabeza y mucha cabeza. Como siempre

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *