SIESTA Y SUSTO

Después de los dos goles de Griezmann el Aleti se ha echado a dormir aprovechado el solecito coruñes de media tarde. Tan sólo la obsesión que tiene algunos árbitros con Simeone ha despertado al personal al final del primer tiempo. Con el Cholo en la grada, expulsado por la falta de temple de un árbitro muy torpe, ha continuado la pereza hasta que el Deportivo ha marcado su gol en una jugada de tesón del central Sidney que ha conseguido centrar para que rematara estupendamente Oriol Riera. Los últimos quince minutos han espabilado a la tropa de Simeone que ha fallado cuatro goles en la misma jugada.  Tres de ellos los ha sacado el portero y cl cuarto un defensa. Torres ha tenido una de esas cuatro y la verdad es que el portero ha respondido muy bien. No está el 19 como para desaprovechar un balón tan claro. Torres ha sido suplente. Hay dos teorías. Una es su papel futbolístico secundario pero la vez principal en lo anímico-mediático. Esta es de quien firma.  La otra es de Petón, hoy en el Tiempo de Juego de la Cadena Cope, y dice que el Cholo le ha reservado porque Torres podría jugar contra la selección resto del mundo con domicilio fiscal en Madrid porque el tobillo de Manduzkic no está bien y porque el Niño da suerte en el estadio del lado fácil de la vida. Hasta que no termine la temporada no podremos determinar para que ha servido la llegada de Fernando Torres . Hizo mucho en la Copa del Rey, alguna cosa  en la Liga y el penalti clave en la tanda contra el Leverkusen. Falta mucho o casi nada para terminar y todo depende del próximo miércoles. El jueves empieza el final de la temporada. Ojalá se haga tan largo como el año pasado.

la fotoFullSizeRender

 

 

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SIESTA Y SUSTO

  1. JS Babé dijo:

    Trámite superado en La Coruña. Y no es una expresión baladí, ni un tópico traído al comentario para escribir algo. Lejos quedan los días en los que este equipo hacía una tragedia de cualquier trámite. Por eso, tenemos que saber disfrutar por haber sido el hombre del traje gris, que lleva un sucio calendario de bolsillo y que hace su trabajo sin relumbrón, pero sin tacha. No podemos fustigarnos por haber fallado cuatro veces, sino disfrutar de la cotidianeidad de la victoria hasta en lo pequeño, como hoy. Que no se nos peguen los aires de los del lado fácil de la vida y convirtamos el ganar en una rutina.
    Ahora, a desear que llegue el miércoles; a soñar cada noche, hasta entonces, con la épica de volver a asaltar el palacio de prepotencia de los de la otra orilla; a imaginar al todopoderoso ejército mundial con sede en Concha Espina burlado, una vez más, por nuestros bandoleros desgarvados; a fantasear idealizando aquellos asaltos al ejército napoleónico de Juan Martin, el Empecinado, hoy llamado Diego Pablo Simeone, el Cholo. Y a pensar en que la razón por la que uno es de este equipo es porque siempre supo que la verdadera felicidad está siempre en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *