EL BUEN LECTOR

rosety:cope

La primera vez que cruce un par de palabras con Gaspar Rosety en la redacción de la Cadena Cope era casi de madrugada tras la emisión de la edición del viernes de Supergarcía que él presentaba y cuando un servidor empezaba a trastear con las noticias de la mañana del sábado que con más o menos acierto contaba cada fin de semana. La conversación entre ambos se convirtió en hábito para consolidarse en costumbre hasta hasta hace unos días que nos emplazamos para otra tras la semana de la investidura. De aquellas conversaciones de pasillo en los 90 surgió una amistad basada en la confianza mutua e incluso el desahogo entre ambos por nuestros dispares avatares . La radio, el periodismo, la lectura y la vida en general nos unían de vez en cuando sin fecha fija ni obligaciones. En persona o por teléfono siempre que algo ocurría a mi alrededor aparecía su humanidad para escuchar con aprecio y aconsejar con tino.  Con el paso del tiempo fuimos hablando menos del trabajo y más de todo lo demás. Supongo que a veces uno encuentra al amigo cuando menos se lo espera. Antes de empezar en la radio yo sólo era un oyente. Escuchaba con devoción inquebrantable a quien más de tres décadas digo adiós con dolor, con el dolor de la ausencia. Hace unas semanas me llamó para hablar de Blanca María Pol cuya perdida lloramos para siempre. Gaspar solía decir de ella que era la mejor voz contando noticias. Gaspar estaba atento siempre a todo. Cuando empecé este modesto blog del Aleti se apuntó sin rechistar como los soldados que se presentan voluntarios a misiones imposibles. Cada nuevo post era arropado por él en su perfil de tuiter con una frase, o mejor dicho con un titular, dejando claro a todo el mundo que está con el amigo hasta cuando escribe de lo que no sabe. Gaspar sabía mucho de fútbol, era un estudioso del derecho deportivo, un lector con gusto y por encima de todo un conversador de guardia.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *