EL HECHICERO DE LA TRIBU

Cuando Torres ha sido sustituido en el último partido de Liga se han puesto en pie el Calderón y Simeone. El jefe de la tribu ha aplaudido como uno más preso del hechizo que ejerce el 9 del Aleti entre el personal. Torres está viviendo los mejores tiempos en el equipo de su vida.  Contra el Celta lo ha hecho todo bien: la presión, el robo de balón, el demarque, el quiebro, la diagonal, la carrera, la pausa y el gol.  Cuando Torres está tranquilo toca de primera con mucha clase. La confianza le permite poner de manifiesto ante el respetable que ha ganado en oficio y saber estar.  Se le ve suelto y fácil en el juego. Y desde luego no le da miedo nada porque la experiencia de Inglaterra le convierte en un tipo con galones, veterano en el desembarco de varias playas. Las palmas de Simeone cierran cualquier duda a quienes a mitad de temporada nos temimos lo peor con una grieta en la relación entre el jefe y el hechicero. Simeone le puso un reto y Torres aceptó. Bendita conversación. El Aleti no es una tribu ni una comuna pero el valor de la lealtad hace que todos los que nos asomamos al sentimiento tengamos muy claro a qué dedicamos nuestro tiempo cuando ponemos los ojos en las camisetas a rayas rojas y blancas haciendo a la vez un ejercicio entrañable de coraje y corazón.  Ha vuelto Tiago para cerrar el círculo. Hay mucha gente del Aleti preocupada por el nuevo encontronazo con el lado fácil de la vida el 28 de mayo en Milán. Es lógico y normal. ¡Hasta los náufragos en Malasia lo dicen en voz alta!. Da lo mismo. Hay que recordar que en este equipo solo se llora cuando se gana. El hechicero lo tiene claro desde muy pequeño. Su sonrisa mirando a lo alto del fondo norte después de un remate de los suyos, suave como una guante de seda,  nos deja el recado exacto en el momento perfecto. ¡Buen viaje!

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada, Fernando Torres y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL HECHICERO DE LA TRIBU

  1. amqv dijo:

    Conmovedor el juego de Fernando Torres ayer. Pleno de potencia y poesía.
    Disfrute para los ojos y la memoria de los años que vendrán.
    El Atleti, una familia en la que el esfuerzo y la solidaridad se viven como un rito, con un jefe al que seguir.
    No hemos elegido el lado difícil de la vida, el nos persigue pero el éxtasis nos sabe mucho mejor.
    ¡Fe!
    Aúpa Atleti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *