LO QUE FALTABA

Tras los dos empates, Alavés y Leganés,  se han multiplicado los entrenadores como las esporas en el habitat rojiblanco. Las soluciones eran diversas y pasaban por decirle a Simeone lo que tenía que hacer para conseguir no empatar contra el Celta. Ese supuesto hubiera traído una conjura de gurús poniendo en cuestión los métodos del Cholo. Poco faltó en los dos primeros partidos, especialmente el de casa, para que el resultado hubiera sido como el de Vigo. Un gol abre el camino. Pero para llegar ahí tienen que darse una serie de detalles que permitan ejecutar el plan. Sabía el Aleti como jugarle al Celta que ha sido un dolor de muelas en los últimos años. Pero tardó un tiempo en poner en práctica la receta, pensada durante el parón de selecciones, que Simeone ha colocado con calzador según han ido regresando los del virus Fifa. Se trataba de evitar que otra vez el Celta metiera al Aleti en un embudo. Salió más largo y abierto el equipo en la segunda mitad tras una primera espesa, imprecisa y temerosa con un par de ocasiones locales muy claras. Nada más volver, y tras pasar por el diván de Simeone, a Torres le tumbaron con el árbitro delante sin que el  trencilla Latre se inmutara. Era penalti a gritos. También otro a Carrasco delante de las narices de su señoría el juez. Entre medias, Griezmann se dejó caer por la banda derecha descubriendo el camino de todos los goles del partido. Un centro estupendo lo remató Koke, cumpliendo lo que Luis Aragonés le recomendaba a tipos como Xabi e Iniesta cuando les insistía en que ellos debían buscar el gol terminando las jugadas que empezaban.  Una maravilla de Sául en la misma banda,centrando con la derecha, y otro servicio de Koke han permitido a Griezmann golear dos veces de cabeza para pedir disculpas por mandar al equipo a pelear por evitar el descenso . Con tres cero a favor y Gameiro fallando a puerta vacía, volvió a aparece Koke para darle la bienvenida a Correa esta temporada. Faltaba el gol. Sobraban los estudiosos del sistema Simeone. Sabe desde el verano que va a sentar a Gabi o a Tiago cuando le convenga pero no cuando se trate de no perder y esperar a que aparezca la jugada.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *