OTRO DÍA SIN EXCUSA

El palo de Gameiro en la primera parte fue como el gol fallado por Correa hace quince días en Sevilla. Casi al final del primer tiempo el Aleti de Simeone con un gol a favor es imposible de ganar. No ocurrió entonces ni tampoco en San Sebastián. Con Koke en el medio el equipo es mejor. Pero si no se juntan a su alrededor, tocando y avanzando, el partido es de ida y vuelta. Y muy rápido. Las dos jugadas de los penaltis han sido así. Tanto Gabi como Correa, ha dicho Petón en el Tiempo de Juego de la COPE que no pisaba el área propia desde cadete, iban muy deprisa. Gabi no frena y Correa estampa su pie contra el de Vela. Los que dicen que Oblak no para penaltis que no se fijen en Milán sino en la semifinal de Champions contra el Bayern la temporada pasada o en el partido de Holanda de la presente. No hay excusas. Al Aleti le costó ganar al Rostov porque no había sitio por donde pasar. Hoy ha faltado calma hasta para jugar con dos a cero en contra. Tiene el Aleti bastante más gol del que parece a veces. La Liga es muy larga y perder dos de once nos anuncian algunos partidos más como el de hoy. Y le va a pasar también a los demás. Hoy como el día del Sevilla valía un punto. Hay que quitar ansiedad. No se pueden ganar todos los partidos. Hay que empatar alguno más. Con eso hubiera bastado en San Sebastián.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada, El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *