ATASCO EN EL CALDERÓN

Para no desentonar en el Madrid de Carmena, el Aleti se metió en un atasco pre-navideño. La noche, metida en frío y lluvia, empezó con cánticos a favor del entrenador visitante. Resulta que en el Calderón existe la costumbre de ser agradecido. Hasta que no se asomó a saludar no se quedó nadie tranquilo. Como dicen en las Ventas el maestro Sánchez Flores saludó desde el tercio a un público agradecido al tipo que rompió la racha y enseñó el camino. Un par de títulos europeos y una final de Copa del Rey volvieron a poner al Aleti en el mapa en el siglo XXI. La noche de Hamburgo en 2010, 10 de mayo, fue el comienzo de una era. Quique abrió la vereda y Simeone echó el asfalto firme y duradero. El homenaje al tipo del jersey de cuello vuelto y barba canosa duró cinco minutos con el partido ya en juego. Quique ha decidido no perder. Y hace bien. Tiene un equipo muy profesional en el que Jurado aguanta el tipo. Gerard Moreno y Piatti hacen el resto. Atrás cierran las bandas con dedicación y en el medio Javi Fuego pone el oficio. Punto final. Quique montó un laberinto. El Cholo se metió y no encontró la salida. Las dos mejores oportunidades fueron del Español. El Aleti ha sumado un punto gracias a Oblak. Nada de nada. Y nada a la enésima potencia. Ni la heroica bajo la lluvia ni nada que declarar. Salió tarde Saúl. Y en partidos como el que planteó el bueno de Quique se echa de menos un cabezazo de Raúl García para hacer tres puntos. El personal se fue del campo moviendo la cabeza. Con Tiago hay más solidez pero falta rapidez. Hay que hacer un consenso entre ambas cosas. Es lo que se lleva ahora. El consenso, digo.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *