ESCUDOS AL SOL

Permite la tribuna del lado de Melancólicos ver los edificios a través de los espacios que dejan los marcadores. Ladrillo de los setenta y siguientes. Madrid en estado puro. Construidos junto al Estadio cuando casi no había más que una autopista urbana. Encima esta incrustado el Vicente Calderón. A las doce de la mañana pega el sol enIMG_1537frente del palco. Desde el córner del fondo norte se veían hoy miles de cabezas llenando todos los sectores. 13.395 hemos entrado por las pocas puertas abiertas por el club para ver un partido de primera, una matinal de fútbol a la antigua usanza. Ha ganado el Atlético de Madrid Féminas por 2 a 1 al Barcelona. Y ha sido un partido estupendo por el primer puesto. Lo ha resuelto el Aleti en el primer tiempo con un par de acciones de Sonia Bermúdez. Juega al fútbol con mucho gusto. Ha dado un pase de gol a Marta Corredera tras una arrancada por la banda izquierda. Después ha marcado desde la corona del área un gol que ya quisiera alguno de los hombres G haber firmado esta temporada. Ha controlado despacio. Se ha dado la vuelta y a la mandado a una esquina sin rechistar. A pesar del gol del Barcelona al comienzo del segundo tiempo, no ha habido más que fiesta en el Calderón. El personal se lo ha pasado en grande cantando a la portera, Lola, lo de Óblak, cada día te quiero más. Y por supuesto mucho gritos desesperado a favor del escudo. Las camisetas que hoy se han puesto al sol de otoño serán un recuerdo a partir del año que viene. El Aleti es una marca. Y como tal modifican el producto para un tiempo nuevo. Las viejas galerías del Calderón, con sus escaleras imperfectas y sus vomitorios chatos, serán pronto un recuerdo. El Aleti no somos nosotros. Va a ser de Wanda. Nuestros son el sentimiento y la idea. Lo que cada uno guarde. Por ejemplo de estos cinco insólitos años de Simeone. O tal vez de aquellas mañanas de los ochenta, matinales de fútbol, con el Atlético Madrileño llenando el anillo inferior como hoy el equipo femenino. Mejías, Minguez, Julio Prieto, Pedraza, un tal Prado lleno de talento, y el Pedro Pablo que hoy corre la banda por fuera para avisar al profe Ortega de los cambios cada segundo tiempoIMG_1536. Desde 1973 piso el Vicente Calderón. Hoy por la mañana le he dicho adiós porque su aspecto y el sentido de lo que estaba allí ocurriendo, un partido de fútbol rodeado de miles de familias, ya no volverán. No sé si me gusta o no el nuevo escudo. No tengo dinero para poner mi nombre al Estadio. Pero haré el viaje a San Blas por curiosidad para saber que le pasa al nuevo escudo cuando le da el sol.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ESCUDOS AL SOL

  1. amqv dijo:

    Sigo…
    Gloria.
    Ufarte Luis Mendoza Adelanto y Collar.
    Perdón por la tristeza.
    Atleti somos nosotros.

  2. Javier Sanchez Babe dijo:

    Vivo del marketing y de vender la necesidad de adaptarse, y, sin embargo me cuesta mucho entender la adaptación en lo que siento como propio, como el Aleti.
    El Aleti somos nosotros, conflicto continuo entre Heraclito y Parmenides, el cambio y la permanencia, el doblete y el infierno. Y así seguirá siendo porque las esencias siguen inalterables y siempre habrá un humilde plumilla como Colmenarejo que en su melancolía mire al futuro: es especialmente paradójico el sentido que adquiere el nombre de este blog “grafitero metropolitano”. Guiño al pasado y una promesa al futuro. Y mientras tanto, disfrutemos el presente…porque este año si hay Champions. Lo huelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *