NOSTALGIA DE LA DERROTA

El punto en Vitoria suma para la pelea por el cuarto puesto. El tercero ya veremos cuando se llegue al último tercio de la temporada tal y como decía el sabio Aragonés. Moyá ha sostenido al equipo ayudado por Torres en la última media hora. Gaitán  ha perdido la oportunidad por pensar más de la cuenta. ¿Qué el 0-1 hubiera sido injusto? Seguro que sí. Pero desde que llegó Simeone ha habido partidos así pero con alguna jugada de gol. Y ya está. Empieza a crecer de nuevo el método asamblea entre la afición del Atlético de Madrid. Estaba claro que mandaba el Cholo hasta que han empezado los problemas y no es posible alcanzar el nivel de campañas anteriores. Hemos delegado en Simeone y un servidor es partidario hasta el último minuto. Contra el Alavés se ha hecho un partido malo pensando en la eliminatoria contra el Barcelona. Desde luego que en otros tiempos, no muy lejanos pero olvidados por los “nuevos ricos”, el Aleti se lleva 4 en Vitoria en la tarde de hoy. Pero el equipo es duro como una piedra. Y es lo que no entienden ni Gameiro ni Carrasco. Que hay que hacer otras cosas que están incluidas en el  fútbol feo y ramplón. No era un partido para aristócratas. Debería Simeone volver a la idea de principios de enero y meter a Juanfran de interior. Ahora con la lesión de Giménez es más difícil jugar con tres centrales pero como Godín y Filipe no están en su mejor época, incluir a Lucas con su velocidad sería una ayuda para los otros dos centrales. Koke es un caballo cansado que gana menos dinero del que le pagarían en Barcelona o Inglaterra. Pero se ha quedado por otra razón. La misma que le hace correr y bregar sin parar. ¿Se equivoca? Sí, y mucho. Pero bastante menos que Maniche y demás compañeros mártires de la cofradía de la derrota. Los que echan de menos ganar todo deben mirar hacia atrás con gafas de lejos. Cuando llegó Simeone éramos un alma en pena buscando compasión. Un entretenimiento para quienes les gusta más vender miseria que alegría. El punto de Vitoria suma para el cuarto puesto. Y la eliminatoria contra el Barcelona abre la puerta a otra posibilidad. Que Simeone gane un nuevo título y nos deje en paz de una vez. Es lo que algunos echan de menos. Cantar por Sabina lo de qué manera de perder.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *