UN TROPIEZO DE SIMEONE

Todo empezó y terminó en Savic. Simeone le puso en la banda derecha como lateral y se equivocó al dejarle en el campo con una tarjeta, en vez de a Giménez,para meter a Arias admitiendo que tiene un tipo para la banda que no es un novato sino un internacional competente que centra muy bien y llega hasta el fondo. Ya perdía el Aleti 2 a 0 cuando entraron Lemar y Kalinic por Correa y Thomas. Hubo un tercer gol tras la expulsión de Savic anulado por el VAR ,pero ya daba igual. Mal el Aleti. Cuando Simeone hace experimentos se ve venir el tropiezo desde muy pronto. Se notó ya en el primer tiempo, el equipo sin banda derecha no se encontraba bien. Thomas barre pero no controla ni inicia el juego y Correa monta un lío táctico metiendo el caos en cada jugada. El Aleti se ha desinflado después de la Supercopa y del excelente primer tiempo en Valencia. El resbalón de Godín en el primer gol abrió la puerta a la derrota. El Celta no había tirado a puerta. Un error le permitió construir la victoria. El equipo de Mohamed, paisano de Simeone, fue el espejo en el que mirarse. Hay que mejorar que diría el Cholo. Solo es un tropiezo no previsto para alguien que calcula cada minuto del partido. Es un toque de atención y Simeone ya lo sabe. No hay más que escucharle.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *