LA LUZ Y LA ESCOBA

Simeone quita al medio centro por otro delantero con lo que ya tiene 4 en el campo. Pitada general a un cambio ofensivo. Minuto 71 y el empate a cero con el Eibar genera ansiedad porque parece que el Aleti tiene que ganar todo para estar a la altura del Barcelona y el Real Madrid en la Liga. No basta con dos títulos europeos ni con saber que el grupo de Simeone flojea en agosto y septiembre y acaba en lo alto en abril y mayo.  La grada se ha vuelto contra el banquillo porque el sustituido es Rodri. Es un señal.  El medio centro ha ido de menos a más contra el Eibar y justo antes del cambio su pase de gol a Griezmann es lo mejor del partido. Rodri es la luz cuando ataca y la escoba cuando defiende.  El precedente es Tiago. Sin  Rodri, el equipo ha ido a peor en los dos sentidos. Bien es cierto que todo lo anterior sería nada si una o dos de las ocho ocasiones de gol hubieran terminado en la red y no en las manos del acertado portero visitante. Simeone ha ido a ganar como sea. Y Borja le ha dado la razón a medias y muy al final. El niño de Melilla tiene una planta excelente y no va a ser el único día que le veamos esta temporada. Hay un ambiente raro en el Metropolitano. Se insulta a Koke, también a Filipe o a Juanfran al que se da por acabado. Estos siete años de Simeone son los mejores de la historia del club sin lugar a dudas. No solo por los títulos sino por estar en el máximo nivel en vez de en el mínimo o en Segunda. Parece que la pérdida de memoria se ha extendido y que solo vale ganar todo y jugando al tiki y al taka. Pues resulta que no ha sido así ,sino de otras maneras que han hecho que algunos hayan corrido bastante más de la cuenta y que ahora son lastres a los ojos de la ansiedad cum laude. Es verdad, el Aleti tiene en Rodri un cambio de estilo de juego. Y se hará, pero al ritmo de Simeone. O que pase el siguiente a hacerlo más deprisa. Cuestión de método. Por cierto, ha llamado la atención que Simeone fuera a felicitar a los jugadores uno a uno nada más terminar. Suele salir pitando al vestuario. Estaba dolido pero con jota.

Esta entrada fue publicada en El partido de la jornada y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *